En la parte alta de la tabla de los países más democráticos se encuentra Chile, según muestra el último informe anual que elabora el instituto sueco V-Dem de la Universidad de Gotemburgo. Según el documento –correspondiente al año 2020–, Chile es el país 25° con mayor nivel de democracia en el mundo, ubicándose dentro del 20% más alto. A nivel continental, es el tercer país de América, solo superado por Costa Rica –que destaca como 4° del mundo– y Uruguay (16°), y por sobre naciones como Estados Unidos (31°) y Canadá (28°). En el otro extremo, los países peor clasificados de la región son Nicaragua (179°), Venezuela (164°) y Cuba (162°).

En el continente, resalta la situación de Estados Unidos y Brasil, que sufrieron importantes caídas en sus niveles de democracia en los últimos años. En el caso del primer país, el informe señala que eso se debe, en parte, a los “repetidos ataques” del expresidente Donald Trump a los medios de comunicación y políticos opositores, y al “debilitamiento sustancial” del control del Poder Legislativo sobre el Ejecutivo. Mientras que en Brasil, se alude a la “creciente” censura gubernamental y la hostilidad a medios de comunicación no favorables, en especial tras la ascensión al poder de Jair Bolsonaro, a lo que se agrega la “diseminación de información falsa a cargo del Gobierno”.

Bolivia también ha retrocedido, lo que se relaciona con las modificaciones legales impulsadas por el Gobierno de Evo Morales en materia de libertad de comunicación y la pérdida de calidad en las elecciones de 2019. El caso contrario es Ecuador, que se destaca como uno de los diez países en los que más ha avanzado la democracia liberal en la última década. Con todo, el informe concluye que a nivel mundial los niveles de democracia han retrocedido al nivel de tres décadas atrás, debido a una aceleración de las tendencias autócratas.

VER ESTUDIO