Señor Director:

Este 3 de Diciembre se acaba de reconocer la libertad de asociación respecto la pertenencia a una federación estudiantil las cuales se auto-atribuyen la capacidad de impedir que los estudiantes nos podamos desafiliar, actuación inconstitucional masificada. Otro problema es la afiliación automática sin consentimiento previo.

Esto es ejemplo de una transgresión a la libertad de asociación, derecho fundamental reconocido mundialmente, mediante el cual nadie podrá ser obligado a pertenecer a una asociación. El primer “estudiante libre” se llama Dusan Vilicic y este 3 de Diciembre pudo desafiliarse de la FEUTFSM vía Corte de Apelaciones, alegando la transgresión de este derecho.

La libertad de asociación es, para muchos, un derecho humano que debería ser relativizado en su esencia. Esta fue mi conclusión extraída de la Convención de Estudiantes del presente año para modificar los Estatutos de la FEPUCV. Escuchando frases como “los derechos humanos no son universales” o “es una libertad de derecha” da mucho de qué hablar.

Espero que las futuras federaciones estudiantiles se funden bajo el consentimiento de sus miembros y conforme a los derechos fundamentales.

Daniel Castillo 
Investigador
Centro Estudios Equidad Ξ

 

daniel castillo

 

Publicado en…

El Mostrador
Diario Financiero 
Austral Valdivia