Hace algunas semanas, en el auditorio del Instituto Libertad y Desarrollo, se llevó a cabo el 1° Encuentro de la Sociedad Civil, instancia en que participaron mas de 30 instituciones que promueven la sociedad libre, ligadas al voluntariado social, derechos humanos, mundo educacional, la cultura y movimientos políticos.

Nuestro Director Ejecutivo, Alexandro Cea, expuso el módulo de Centros de Estudios, junto a otros 12 destacados tanques de pensamiento nacionales.

Extracto del discurso de Alexandro:

Equidad Ξ se estructura sobre la base de una visión de sociedad distinta, distinta a como ésta es capaz de verse a sí misma hoy en día. Sin embargo, antes de explicar tal visión, es necesario repasar quienes somos.

Somos un grupo de estudiantes universitarios que nos dimos cuenta que la batalla que nuestro sector político tiene absolutamente perdida es la batalla de las ideas. Sin ganar o al menos dar con fuerza esa batalla, cualquier triunfo electoral circunstancial carece de verdadero sentido. Entendimos, también, que tal batalla no puede darse al interior de la Universidad desde un movimiento político, pues la intención debe ser ampliar el debate más allá de la discusión gremial que debiera ser la propia de una política universitaria bien entendida. Equidad Ξ, como Centro de Estudios Universitario, está concebido como una plataforma para generar tal debate de manera independiente, sin instrumentalizar ni a movimiento político universitario alguno, ni a las organizaciones de representación estudiantil, ni mucho menos a nuestra propia Universidad.

Partimos de una base gremialista, pero llevamos el gremialismo un paso más allá. El gremialismo, como corriente de pensamiento, propone, en síntesis, que el mundo funciona mejor cuando los cuerpos intermedios, entre la persona y el estado, cumplen con los fines que les son propios. Es precisamente este concepto el que queremos superar: el de “cuerpos intermedios”.

Entendemos que la principal batalla que hemos perdido es precisamente la idea de que el estado está, omnipotente, por sobre todas las demás formas de organización social, como si aquello estuviera dado por su propia naturaleza. Somos nosotros los que, al haber perdido esta batalla, hemos puesto al estado circunstancialmente en tal posición, mientras que a todas las demás organizaciones sociales en la posición de “intermedias”. Hoy, no entendemos el dinero sin que haya un estado que lo emita de manera monopólica. No entendemos la educación, la salud o la previsión social, sin que un estado preste tales servicios. Hemos llegado tan a fondo, que no entendemos el Derecho sin que el estado nos lo proporcione; ¡hemos hecho sinónimos Derecho y Ley! Esto no siempre fue así. De hecho, la mayor parte de la historia de la humanidad no fue así. Es por esto que debemos ser capaces de entender y difundir la idea de que vivimos en una sociedad mucho más compleja que aquella que llegaron a comprender los grandes pensadores del siglo pasado, donde todo se reducía a esta falsa dualidad entre estado y mercado.

Entonces, ¿cual es esa visión de Sociedad distinta sobre la que se estructura Equidad Ξ? Tal visión se basa en que los seres humanos nos agrupamos en Sociedad con el objeto de generar un ambiente propicio para posibilitar el máximo desarrollo de nuestras potencialidades. Esa es la finalidad de la sociedad vista como un todo integral: maximizar las oportunidades y herramientas para que cada uno de sus integrantes pueda alcanzar su más plena realización personal posible. Esta finalidad se constituye en un principio de deber social, toda vez que es la razón subyacente a la existencia de la Sociedad misma. La Sociedad efectivamente tiene el deber de garantizar eso que algunos llaman derechos sociales. Nosotros hacemos eco de las actuales demandas sociales, esas que con habilidad toman los estatistas para poner siempre al estado como la gran y única solución. Nosotros entendemos que vivir en pobreza en los tiempos de hoy es una violación a la dignidad humana, que superar la pobreza en nuestra sociedad es un tema tanto o más valórico que los que nuestro sector tradicionalmente ha llamado valóricos. Pero entendemos que el estado es un mecanismo más dentro de un amplio abanico de posibilidades con que cuenta la Sociedad para conseguir su objetivo. Queremos confiar en la Sociedad, superando el enfoque actual, entendiendo que el estado debe entregar herramientas al pueblo no para generar dependencia, sino precisamente para empoderar a cada persona en la construcción de su propio futuro. Queremos dejar de escribir la palabra estado con mayúscula, para darle ese privilegio a la Sociedad, y con ese pequeño cambio de enfoque dar la pelea en una batalla en la que, hoy por hoy, nos están sacando la cresta.”