REVISA EL REPORTAJE EN EL MERCURIO DE VALPARAÍSO

Reportaje de El Mercurio de Valparaíso analiza el escaso involucramiento de los ciudadanos en asuntos  que los afectan, produciéndose una esquiva participación en tiempos de grandes definiciones.Caneo

Lo anterior, no escapa al ámbito universitario, donde cifras reveladoras demuestran la caída en picada de la participación en política universitaria de los estudiantes donde, por ejemplo, el último año en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso sólo 4.727 estudiantes de los 13.866 que componen la universidad participaron en la elección de la mesa directiva de la federación de estudiantes, legitimándose esta con tan solo un 34% de participación.

Frente a esta situación el Centro de Estudios Equidad Ξ busca “intensificar la politización del estudiantado, motivar a los estudiantes a informarse y participar, entregándoles herramientas ideológicas y técnicas para que puedan participar en sus asambleas sin sentirse excluidos y votar o atreverse a disputar cargos de representación”, tal como indica Juan Pablo Caneo, Director de Formación de la entidad.

LUCHA POR QUORUM

Equidad Ξ presentó una serie de proyectos de reformas a los estatutos de la federación en la ultima Convención de Estudiantes de la FEPUCV, entre ellos fijar quorum de participación, contar con un sistema de votaciones proporcional, establecer un Tricel, poner fin al plebiscito restringido y adecuar los estatutos a la libertad de asociación, pero todos fueron rechazados por los votantes en la reunión en la cual, afirma Caneo, “cada carrera, tenga 50 u 800 matriculados, cuenta con igual número de representantes, muchas veces designados por el centro de alumnos”.

Sin embargo, agrega, se aprobaron otros como el cambio del sistema de votaciones por uno más proporcional y se fijó un quorum para hacer vinculantes las decisiones del mayor órgano deliberativo de este segmento, el Consejo General de Estudiantes, “pero seguimos sin tener quorum para la elección de la mesa directiva”.

BATALLA ABANDONADA

Juan Pablo Caneo plantea que la alta abstención “obedece a una grave despolitización general del estudiantado, que lo aleja de la discusión política tanto en la universidad como a nivel nacional”.

Se atribuye esta situación en medida importante a los movimientos gremiales universitarios “y a todos los partidarios de la sociedad libre que dieron por ganada la batalla de ideas hace 20 años, razón por la que abandonaron su defensa y dejaron en mano de pequeños grupos de izquierda la discusión política de la universidad y la lucha hegemónica a nivel nacional, mientras la oposición se dedicaba solo a estudiar y en sus ratos libres a hacer deporte”.