Mientras que el debate constitucional centra su atención en la consagración de los DDFF de segunda generación (o “Derechos Sociales”), sería erróneo sostener que se ha agotado el desarrollo posible de los Derechos Civiles y Políticos de primera generación, especialmente considerando la poco sistemática y deficiente tipificación de contenidos de nuestra Constitución actual, la que llega incluso al extremo de no contemplar DDFF tan esenciales como la presunción de inocencia.

Esta modernización se hace especialmente necesaria con la ampliación del ámbito de aplicación de los DDFF derivada de la moderna concepción de “eficacia horizontal”, a través de la cual estos no solamente pueden ser infringidos por órganos del Estado sino también por particulares, como ocurre en el procedimiento de tutela laboral de derechos fundamentales. Del mismo modo, los cambios que la sociedad ha experimentado en las ultimas décadas hacen cada vez más urgente una adecuada actualización, como es la extensión del derecho de privacidad a la protección de datos personales en un contexto digital actual en el que un nuevo enfoque resulta fundamental.

Por esta razón, el presente documento propone una revisión completa de los Derechos Civiles y Políticos consagrados en nuestra Constitución, para la elaboración de un catálogo moderno y acotado que contemple contenidos acordes a los tiempos actuales, y mecanismos de tutela que permitan evitar meras declaraciones de principios o mandatos de buenas intenciones. Hoy, más que nunca, frente a los desafíos de la cuarta revolución industrial, los Derechos Civiles y Políticos constituyen las garantías más importantes para la vida en sociedad.

DESCARGAR